Record

Una de mis aplicaciones favoritas es YouTube Music, pues tengo acceso a mis carpetas de canciones offline, sobre todo porque me gusta elegir qué voy a escuchar y que tipo de información voy a meter a mi mente de acuerdo a las letras de canciones, y otra ventaja que tiene es que puedes tener acceso a un playlist offline, y elegir si deseo ver los videos o solo escuchar la música.

Hoy por la mañana mientras iba camino al trabajo*, como es costumbre, activé mi aplicación y emprendí mi camino. Sin embargo, hoy quise dejarlo simplemente el el playlist offline dándole un tono aleatorio al día, y para salir un poco de la rutina.

Y, oh sorpresa… Olvidé que toda la búsqueda de música que haces en tu cuenta de YouTube, se baja automáticamente al playlist offline. En días recientes había escuchado por ahí una canción de un grupo mexicano con el nombre de un oso asiático  , así que traía pegado el tonito en mi cabeza y si bien yo creo que a muchos nos pasa, no pude quitármelo hasta que la escuché. Esta canción no era la mejor de la vida, y mucho menos por su contenido lírico. Nada cool empezar el día dicho soundtrack, afortunadamente, siempre existe el botón de siguiente ⏩

El punto aquí, es que me quedé pensando que todo nuestra mente es como ese buscador de YouTube Music, que registra todo lo que es posible, y lo guarda en la memoria. Así que hay que se cuidadoso con lo que colocamos en ella, pues así como mi playlist offline saco una pésima canción, también tu mente puede sacar pésimos pensamientos. Pero siempre existirá la opción de siguiente  ⏩ o expulsar ⏏  o de grabar ⏺  nuevas búsquedas adaptándola como tú deseas.

 

 

*Este texto fue escrito en enero 2018 pero con la reconstrucción del blog hasta ahora salió publicado.

¡El mundo requiere de personas enfocadas!

Durante los últimos meses he tenido la oportunidad de conocer, re- conocer y re- encontrar a muchas personas (mayores y otras inclusive jóvenes como yo); las cuales todas y cada una de ellas me han reafirmado valores como la pasión y emoción por lo que hacen, además agregándole siempre el elemento de “soñar” para realizar a través de un enfoque. Para mi todo este proceso ha sido un torbellino; digo, no es que antes no conociera a gente así pero eran contadas con los dedos y de repente todas estas personas de diferentes lugares y profesiones llegan así, sin aviso. Pues, me “shockeo” pero me agrado.

¿Por qué insertar esta reflexión? porque siempre se busca una solución para un “mundo sin problemas” (inserte aquí cualquier tipo de inconveniente, que por lo general todo la gente conoce) Ahora bien, me parece que para poder tener ese mundo mejor que todo queremos, necesitamos ser personas enfocadas, es decir el planeta tierra requiere de gente encauzada. Con esto quiero decir que cuando hacemos lo que nos gusta, nos apasiona, y es nuestro motor; le sembramos al mundo una semilla, la cual está ansioso por recibir para que se haga la diferencia. Si cada quien se enfoca en lo que desea, simplemente lo crea.

Cuando cada quien está orientado en lo que quiere simplemente lo emana y lo contagia, es como un efecto domino; en ese momento comienza a surgir el cambio, si bien es cierto que no podremos terminar de golpe con los problemas que aquejan a la humanidad pero sí tendremos ya un paso a nuestro favor y de la sociedad. Eso sí, nuestro enfoque debe ser siempre positivo para la humanidad y para el ambiente.

Hasta hace algunos años criticaba cuando las personas decían que el cambio estaba en uno mismo; yo decía: “Pero, cómo, si somos parte de un todo, no podemos dejar de lado lo que ocurre alrededor”. La vida a mi corta edad me contestó que al ser todos parte de un todo, era verdad que el cambio viene desde adentro porque es necesario tener claridad en lo que se quiere hacer al tener y esto simplemente se hace, retomando la cuestión del efecto domino, contagias a más personas y vas cosechando esa sensación de querer ser.

Por ejemplo, lo decía Gandhi con su tan citada frase “Sé el que cambio que quieras ver en el mundo” y ¿qué hizo Gandhi? Un cambio en el mundo, una revolución sin armas y sin violencia, transmitiendo a todo su pueblo a vibrar en la misma frecuencia. Creo que no es necesario seguir las “reglas de la vida” que han sido estipuladas por la sociedad misma; la gente que las sigue es más fácil de ser “dominada” y he aquí cuando comienza los problemas e inclusive lo mundiales. ¿Por qué digo esto? Pues porque al ser personas que no cumplieron esos sueños u objetivos por no estar enfocadas, ahí es cuando comienzan las frustraciones y entonces las contagian, el mismo efecto domino pero negativo.

Retomando la parte del por qué criticaba esa frase “el cambio está en uno mismo” pues porque si hablamos de política, ésta se ha utilizado para deslindarse tanto los políticos como la misma sociedad de sus responsabilidades “sociales” , y es que ambos tienen un compromiso de lo que sucede pero lo más importante la tienen consigo mismos como individuos.

Igual y creen que con todo este rollo sobre el deseo de ser, la emoción , la pasión a través de un enfoque o que estoy hablando de la ley de la atracción, puede ser que sí, pero puede ser que no… aunque si soy sincera he experimentado situaciones que provienen de la atracción y por no estar enfocada no supe reaccionar. No obstante hay que ser cuidadoso con lo que se desea. Es necesario cambiar la forma de pensar, a veces le hacemos bromas al subconsciente pero ¡ups! Éste NO juega, solo nos obedece… y nos puede llegar a desviar de ese plan divino que ya está estipulado para nosotros.

                       Te invito a que nos enfoquemos y hagamos así: un mundo mejor.

 

Este texto fue originalmente escrito en julio de 2015; es uno de los que más me ha gustado, y siento que muchas cosas se repiten así que me pareció adecuado para ser la entrada que abriera nuevamente el blog.