Sobre este blog…

Hace ya más de dos años que inicié este blog, es uno de mis emprendimientos más bellos, ya que lo comencé porque sentía la necesidad de escribir, de poder redactar todo por lo que pasaba, era una especie de diario personal y reflexión sobre los acontecimientos que traían el comenzar un emprendimiento así como por una crisis familiar  que estaba pasando en aquel momento.

Ahora, he retomado este espacio después de haberlo dejado por un tiempo, pues siento que todavía tengo mucho que escribir pero sobre todo que aprender. Y si de paso te ayudan mis letras, me sentiré muy satisfecha. Aún no soy la gran experta, pero, varios acontecimientos en mi vida me han hecho adquirir cierta experiencia, que me pueden ayudar a dar ciertos consejos o ideas así como inspiraciones, por si te encuentras en el camino del emprendimiento. Y te agradecería muchísimo si tú también me compartieras tus emociones, sentimientos, inspiraciones o enseñanzas. Pues de eso se trata la vida emprendedora, de compartir.

Mientras escribo estas líneas siento que la inspiración volvió a mí. Ahora, ya tengo más que compartir con ustedes, pues, me estoy entrenando mejor, y como me gusta decir, en este blog seguiré escribiendo sobre temas o situaciones que me ocurren en  la vida diaria durante el proceso del emprendimiento en cualquier ámbito incluyendo el de mi propia vida porque mi biografía aún se sigue escribiendo. ¿Y la tuya?

El blog lo he renovado, sin embargo, traerá contenido que escribí desde 2015 – y  qué vaya cuando lo estaba bajando de la plataforma y releyendo para poder actualizarlo, me quedé perpleja pues creo que necesitaba de esas palabras, era como que mi yo del pasado me recordaba cuál es mi destino-  Ahora el blog, tendrá más forma y color. En resumen, pilytrinidad.com, es un blog que trata de emprendimiento, motivación e inspiración, creatividad, tips, pero sobre todo siempre lleno de curiosidad, pues siento que ese es el elemento que hace que todo sea posible. Si este blog genera tertulia, mejor. Seamos una comunidad.  Plasmemos nuestros sueños, enfoquémonos en ellos y hagamos lo que este en nuestras manos para hacerlos realidad.

¡Bienvenidos!