Me voy de viaje

¡ME VOY DE VIAJE!

Hoy una compañera del que solía ser mi lugar de trabajo… me preguntó: ¿y ahora, a qué te dedicaras Pils? Cómo me solían llamar  
Yo le respondí: ¡A la vida! Voy a realizar un viaje de introspección.

Puede que pienses, ajá, sí qué conveniente, y dónde queda eso que dices que tanto emprendes, o que el blog regresaba más renovado porque ya te estabas lista para entrar a la acción. Y sí la verdad es esa… es que estoy lista. Solo podemos encontrar qué áreas de oportunidad podemos mejorar cuando nos damos cuenta de pensamientos o actitudes de nosotros mismos, y las vemos como entes exteriores. Algo de lo que soy fiel defensora, es del cuidado de la imagen personal , y no por el qué dirán, sino por el qué digo yo de mí para dejar huella. Creo que  todos los seres humanos tenemos como misión en la tierra, la cual nosotros mismos debemos encontrarla y no irnos sin haberla vivido, disfrutado y hecho trascender. Y con esto me refiero a la marca personal*.

Desde que llegué a esta ciudad del caribe mexicano mi vida ha ido a más de 300 km por hora, y bueno, en ese transcurso puede que haya dejado ciertas marcas de llanta por lo rápido que he frenado, y también puede que haya tomado ciertas curvas muy rápido. Sí, soy responsable, la velocidad es algo que me gusta, pero, hay que saberla controlar.  De milagro no me estampé pues… a tiempo descubrí que debía detenerme, pues mi marca personal, estaba teniendo cierto cambios, buenos y malos. Pero que eran necesarios de  evaluar.

Los cambios o modificaciones que estaba teniendo eran del todo buenos, pues con las equivocaciones salían a hacer relucir mi propio yo o lo que en realidad no quería de mí, y vamos que todo el mundo tiene derecho a equivocarse, pero de  nosotros depende si lo  mejoramos  o dejemos que aumente lo que sea que estemos pasando. Marca nuevamente nuestra hoja de ruta, depende de nosotros. Y solo lo sabremos si tomamos algunos camino o no.

Saben, desde pequeñita me han hecho hacerme muy independiente y racional, además de que “sufrí” bullying (esto no es excusa),  por lo que en ocasiones se me olvida que hay personas a mi alrededor, y me he vuelto muy dura o muy tibia.  Sí, a veces se me olvida preguntar qué esta sintiendo el otro con quien estoy interactuando o tomó el otro camino, y se me olvida preguntarme qué estoy sintiendo yo.  Y quizás no debería estar escribiendo esto, pues es muy personal, y esto me hace vulnerable.  Pero precisamente eso es lo que quiero ejemplificar, y  podría darles otros ejemplos más comunes sobre las diferentes áreas de oportunidad, que existen  como hacer ejercicio, mejorar la alimentación .Pero éste se me hizo el mejor. ¿A qué es duro? Pero tampoco se trata de martirizarse, ese no es el punto.

Regresando el titulo de este post, el viaje que voy a realizar es este, de introspección, y saben cómo me di cuenta de las áreas de oportunidad que tengo que trabajar, pues, accionando. Y, de la misma manera será como las voy a mejorar,  cada vez que realice una acción será más consciente. Vamos que si hablamos en términos web y todo esto digital que aprendí en la maestría y en los meses que estuve en la agencia, lo que debemos hacer es una optimización. Y ese viaje, es el que estoy haciendo. ¿Y tú, te animas también a hacer este viaje?

Anuncios