Un breve texto…

Todos los días tenemos algo nuevo que aprender, y re hacer. Y día con día voy descubriendo más de mi ser que no sabía que estaba ahí, también día con día voy descubriendo que ya no es bueno y me siento mal cuando viene a mí la parte del ego. Pero es normal… al final todo es práctica. No somos super héroes o super heroínas, solo somos seres humanos, que hacen lo mejor que pueden. Nuestra única misión es ser felices, y vivir libres.

Solemos creer que debemos seguir por el camino, que ya trazamos y que de cierta manera nos hace sentir cómodos pero algo muy dentro de nosotros nos dice que no es así. Nos inquieta con angustias, dolor, infelicidad (aunque ni siquiera conozcamos que es la felicidad), ya cumplimos nuestra realización profesional pero, nada nos llena. Sabemos que eso es nuestra habilidad, nuestro talento, y que lo hacemos muy bien, o al menos eso nos han hecho creer, pero aún así, teniendo “la vida resuelta” para los ojos de mundo, para nuestros propios ojos nos vemos como seres desconocidos, no sabemos realmente quienes somos.

Continuamente tenemos pensamientos que en teoría no son de una persona “exitosa” para alguien que ya está en el lugar que estamos, no tenemos el derecho a caer, o no tenemos porque sentirnos insatisfechos, nos dicen que agradezcamos, pero, realmente sabemos el valor de gratitud? Porque no empezamos por dar las gracias a esos “malos” ratos que en teoría no te tendríamos que estar pasando porque para los ojos del exterior, nuestra vida es perfecta. ¿ Y qué tal si esa vida en realidad, no va con quien en realidad somos?

No queremos sobre-pensar, no queremos perder nuestra capacidad de generar nuevas ideas y sobre todo de hacer un cambio en el mundo, no queremos que nos vuelva a pasar, y por el miedo a no ser lo suficiente, estamos sufriendo.   Nos desconocemos, pero, cómo sabemos quien realmente somos, cuando todo lo hemos visto desde pantallas y proyecciones creadas. Nos dicen como comportarnos, como reaccionar, que sentir, que no decir… todo para no sufrir, para no hacer osos, o no parecer que no tenemos un rumbo porque eso está muy mal visto. Se nos olvida que somos libres, y cuando no hicimos lo que dijimos, nos dicen incongruentes, pero en realidad fue porque no queríamos hacer eso.

Por otro lado, sabemos que no debemos actuar como la sociedad lo dice, pero, no lo actuamos de manera consciente, sin querer vamos contra ella, cuando en realidad debemos actuar junto con ella. Nos volvemos rebeldes sin causa, porque, ni siquiera sabemos cual es nuestra propia causa. Se nos olvida que el mejor remedio, es la comprensión.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s