3 pilares fundamentales para la paz interior… y la paz mundial

ATENCIÓN: El material que vas a leer a continuación se basa en mi experiencia, así que no me creas nada, pero si algo te hace click en el interior espero te funcione. 💖


Creo que después de todo lo que constantemente pasa en el mundo y que a pesar de que contamos con organismos internacionales que se encargan de velar por la paz mundial, aún nos falta mucho para lograr y hacer que no suceden o se repitan casos de violencia, racismo, y en último recurso, las guerras. Si bien es cierto que el cambio está en nosotros mismos, creo que tenemos entonces que darle una propulsión extrema o inyectarle nitro a nuestro motor de acción. Porque el mundo ya no puede soportar más de estas situaciones, creo que ya tuvimos bastantes aprendizajes transformemos esto… en PAZ.

Soy internacionalista de profesión, y creo que a partir de ahora me convertiré en una fiel defensora del amor en las relaciones internacionales, es más, propongo que una de las teorías que utilizamos para estudiar los sucesos, y elaborar planes de acción a partir de estos, sea la del amor. Creo que nos evitaríamos muchas de las situaciones que existen en la actualidad, y no recurriremos a ningún tipo de violencia: verbal, física, escrita. Que de cierta manera en algún momento quizás hemos efectuado. Por ignorancia de nuestra mente, que en el espíritu no existe.

En lo particular, te dejo lo que propongo son algunas bases para crear paz. Desde nuestro propio micro entorno, para después llevarlo al exterior.

1) Sé tu mismo:

Muy pocos tienen la libertad de ser ellos mismos. Cuando ese privilegio es de todos, sin embargo, sólo lo alcanzan quienes están dispuestos a cuestionar sus propias ideas, y lo que se les ha enseñado. Porque para poder ser nosotros mismos, hay que quitar todo aquello que no somos, y se necesita mucha valentía para hacerlo, para des construir todo aquello que nos enmarca, que creemos nos define. Y sabes que comienzas ha lograrlo, cuando sientes la vibra de la alegría de tu corazón por todo tu cuerpo. Te vuelves más humilde, más empático, y plantas semillas de amor en cualquier lugar al que vas. Ser tu mismo, no significa actuar bajo programas, sino ser libre de ellos. Reclama y merece tu derecho a ser tu mismo, ahí se encuentra la llave de la felicidad. ¡Arriésgate!

El ser tu mismo te traerá felicidad, y al ser feliz tú, lo único que desearas es que los demás también lo sean. Comenzarás a dejar ser a los demás, preferirás vivir en paz en vez de tener la razón, no querrás dar lecciones sobre comportamiento pues no te corresponde porque sabes que cada quien va por la vida en su propia lección en la escuela del universo, y a veces no te enteras cuando sin querer fuiste maestro de alguien, no te importará el que dirán y el qué hacer. Actuaras conforme le hace sentir bien a tu corazón, y no iras en contra o favor de lo que te hicieron o dijeron. Se trata de fluir en libertad, sin caer en el libertinaje.

Si somos felices siendo nosotros mismos, traeremos ondas de paz que llegaran a todo aquel que se tope contigo en la vida, dándole al planeta tierra una esperanza, y sobre todo una inspiración para que más personas se atrevan a ser ellas mismas, y así tengamos seres enfocados en los que les gusta, actúen con base a sus talentos y habilidades. No hay prisa, no temas, tente paciencia para descubrirte, no vayas contra reloj mejor fluye con el tiempo.

2) Vive el presente:

Nos olvidamos por momentos que el presente es lo único real. Normalmente los seres humanos solemos platicar sobre el futuro y el pasado. Es como una pelotita que nos vamos pasando. Sí, bien creo que debemos ser visionarios y soñadores, o hacer catarsis sobre algo pero a veces se nos pasa la mano, y de manera interna comenzamos a sobre pensar o sentir ansias por cómo cumplir dicha meta o cómo tuvimos que haber reaccionado en alguna situación, y nos olvidamos disfrutar de ese momento que está pasando.

Debemos de recordar que podemos cambiar nuestro futuro o transformar nuestro pasado desde el presente en tiempo real, en ese momento, porque eso es lo único que tenemos. No importa lo que sucedió antes, o lo que venga después, si aprendemos a controlar nuestro presente viviremos en la asertividad, en la buena comunicación, mejoraran nuestras relaciones interpersonales. Pero para ello debemos siempre preguntarnos qué es lo real. Es decir saber en que momento no estamos con los ojos del corazón y comenzamos a ver desde nuestro programas, con juicios, opiniones, expectativas, ilusiones, que solo empañan nuestra vista y nos alejan de nuestro verdadero poder y el de los demás.

Cuando actuamos en el presente tenemos más creatividad, nos volvemos más asertivos, logramos una calma que nos hace externar una paz interior que se ve reflejada a kilómetros de distancia, esparciendo nuevamente olas de amor por todo el mundo.

3) Empatía, el lenguaje internacional

Si tenemos paz en nuestro interior, podremos tenerla con lo demás. Todo empieza con nosotros mismos. Primero debemos comprendernos para poder comprender a los demás. De qué nos sirve crear una empatía o tolerancia forzada con el exterior. Nos preocupamos tanto en ello, que olvidamos atender nuestras propia carencias, nuestras propias necesidades, nuestros propios miedos.

Cómo podremos negociar con un mundo exterior si no conocemos al menos un poquito de nosotros mismos, como vamos a poder comunicarles nuestras inquietudes. Cómo podremos cerrar buenos negocios, cómo podremos volvernos invencibles, y realmente hacer surgir nuestros talentos y habilidades. Porque nos empeñamos en hacer sin primero ser. Que no sería mejor accionar desde el ser. No necesitamos hacer y hacer para ser alguien, ya somos alguien, ya estamos completo.

Y entonces como nos comenzamos a ver a nosotros mismos con los ojos del amor, y empezamos a amarnos, podremos ver a los demás con los mismos ojos.. Aún si no compartimos la misma cultura, o el mismo lenguaje. Somos más que eso. Nuestros espíritus se entienden antes que nuestra mente. Ve con los ojos de corazón, y crearas paz, por que sabrás que al final cada quien tiene su verdad. Somos diferentemente iguales.

¡Un abrazo!

Pily Trinidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s